NUESTRA HISTORIA

IMG_0364.JPG

Sabrina Diaz Rato (*)

 

 

Con frecuencia nos asocian con una agencia de gobierno por lo que aquí compartimos un breve resumen de nuestra historia y presente institucional.

Allá por 2007 nacía Puntogov.com, un medio digital especializado en tecnología y políticas públicas. Mediante la publicación de noticias y entrevistas a funcionarios, académicos y empresarios, PuntoGov se convertía en una de las principales referencias del sector, con un estilo periodístico original y constructivo.

Al poco tiempo de lanzarse, la revista iba creciendo en cantidad de visitas y calidad de sus contenidos, fidelizando lectores y captando el interés de dos mundos distantes pero de ineludible interconexión: el de los avances tecnológicos y el de las administraciones públicas. Así, Puntogov se hacía cada vez más relevante por el valor que aportaba: traducía en lenguaje simple la complejidad de la tecnología y daba a conocer en eventos y congresos los casos de éxito más destacados e innovadores del mundo en materia de transformación digital.  

PuntoGov llegó a una comunidad de más de 15.000 lectores en Iberoamérica. Fuimos reconocidos a nivel internacional y tuvimos presencia en los eventos más importantes del sector. A partir de ahí reconocimos oportunidades emergentes en torno a las tecnologías de la revolución 4.0 y la sostenibilidad ambiental, advirtiendo la necesidad de recrear nuestro espacio de intervención con mayor impacto y escala. Esa base de experiencia nos amplió el campo de juego y nos impulsó a pasar de la mera observación para tomar acción.

Así se ideó Fundación PuntoGov. En el 2014 nos reconvertimos en una organización social privada con perfil emprendedor, cuyo desafío fue innovar en el mundo de las ONG estableciendo el propósito de crear ecosistemas para un planeta más sostenible, ético y equitativo. La visión siempre fue clara: convertirnos en una organización sistémica más grande que la organización misma y que aporte soluciones audaces a los problemas reales de desarrollo sostenible. 

Nuestro presente

Somos conscientes de la extrema fragilidad del contexto en el que intervenimos. Cada vez más las empresas, los gobiernos y las ONG nos enfrentamos a una tendencia preocupante y creciente: la pérdida de confianza en la competencia ética para resolver los problemas del desarrollo y los asuntos ambientales con soluciones equilibradas y de largo plazo.

 

Por ello, nos hemos orientado a la acción efectiva colaborando con emprendedores, líderes sociales y redes de alto conocimiento y prestigio alineados con nuestra misión: promover el desarrollo sostenible por medio de la innovación social, la tecnología y la incidencia en las políticas públicas.

 

Cumplir con este propósito plantea retos de magnitud, a la vez desafiantes, porque calibrar intereses diversos exige superar los límites de la propia organización. Esto implica en cada proyecto o ámbito de colaboración no perder de vista que la meta más importante que tenemos como seres humanos es hacer de nuestro planeta un lugar habitable, diverso, sostenible y digno de vivir.

 

Debemos seguir insistiendo en el progreso humano y en el bienestar de las comunidades pero preservando la naturaleza, transformando los patrones de producción y consumo de nuestras economías y haciendo un uso respetuoso de los recursos de la biodiversidad. Para lograrlo, necesitamos contar con un espacio adecuado de trabajo constante, transparente, solidario, no sólo para sostener los resultados a largo plazo, sino porque ningún gobierno, empresa u ONG por sí solos están pudiendo lograrlo.

 

Esa es nuestra mayor apuesta y contribución como organización de la sociedad civil. Convertirnos en un punto de intersección estratégico de uso intensivo de capacidades humanas, científicas y tecnológicas, en pos del bien común y de la semilla de transformación que como generación nos toca sembrar. De ahí el triángulo de Sábato (*1) representado en el logo de nuestra institución, y que nos guía en el camino, simbolizando nuestros pilares de equilibrio, armonía y prosperidad.

Sabrina Diaz Rato

Presidenta Fundación PuntoGov

(*) Apasionada por la innovación y la tecnología para el progreso humano y el ambiente, Sabrina lidera actualmente proyectos y emprendimientos con foco en colaboraciones estratégicas para un planeta más equitativo, justo y sostenible. Cuenta con 16 años de trayectoria en el sector TIC y transformación digital, gestionando proyectos con el sistema político, organismos gubernamentales, instituciones multilaterales, think tanks y empresas de tecnología. Tiene experiencia en conectar innovaciones por medio de asociaciones y alianzas efectivas para el cambio social.

Propósito personal: contribuir al cambio sistémico que el mundo necesita a través de alianzas innovadoras que promuevan la conservación y restauración de los ecosistemas, el respeto por la naturaleza y la diversidad biológica.

Sabrina ejerció el periodismo durante una década en temas de economía, negocios y tecnología y desde 2011 trabaja con organismos internacionales. Es Diplomada en Bionegocios Sostenibles (FAUBA, UBA) y Licenciada en Ciencias de la Comunicación Social de la Universidad de Buenos Aires.


(*1) Jorge Sábato (1924-1983)

 

Fue un físico y científico argentino reconocido internacionalmente en distintos campos multidisciplinarios. Distinguido como Honoris Causa de la Universidad de París, su aporte a la ciencia y tecnología para el desarrollo de América latina fue conocido como el “triángulo de Sábato”, un modelo analítico que expresa las relaciones que hay que establecer entre el sistema científico-tecnológico, el Estado y la producción para promover el desarrollo económico. Nuestro modelo de innovación institucional, basado en la evidencia científica, impacto y cambio sistémico, emplea el triángulo como metáfora no sólo para connotar el trabajo armonioso y articulado entre lo público y lo privado sino además por simbolizar la transformación, el equilibro y la sabiduría.   

Camino de bosque